¡Atención! Un hongo se convierte en cazador cuando falta nitrógeno

El mundo nos sigue asombrando con sus misterios y uno de ellos es Arthrobotrys oligospora, un hongo ordinario que adopta un de cazador cuando se enfrenta a la escasez de .

De saprófito a cazador

Este hongo, en circunstancias normales, subsiste de materia orgánica muerta. No obstante, puede transformarse en un cazador efectivo para atrapar y acabar con su presa cuando las condiciones lo requieren.

Sensor y activación del ‘modo depredador’

Al detectar la presencia de nematodos, conocidos como gusanos redondos, Arthrobotrys oligospora activa su ‘modo depredador'. Un grupo de científicos ha descifrado el proceso molecular que se activa después de percibir a su presa.

Leer  ¿Tu perro es realmente inteligente? Este estudio te dejará boquiabierto

Preparación para la caza

Al identificar a su presa, el hongo incrementa la réplicacion de su ADN y la producción de ribosomas, se podría decir que se está preparando para la . En este contexto, los responsables de construir y operar las trampas de gusanos se ponen en marcha a medida que la caza se acerca.

Las armas del hongo

Los investigadores identificaron dos tipos de proteínas importantes en este proceso. Unas son las proteínas enriquecidas en trampas (TEP), una nueva clase de proteínas presentes en la superficie de la trampa y que son fundamentales para que ésta se adhiera a los nematodos. El otro tipo, las proteínas syntaxin, se encargan de transportar un ‘adhesivo de gusano'. Este adhesivo convierte la trampa en un espacio muy pegajoso del que es prácticamente imposible que la presa escape.

Leer  ¡Descubierta la emocionante vida de un mamut de hace 14.000 años!

La digestión del presa

Una vez que el hongo ha logrado atrapar su presa, comienza a penetrar en el cuerpo del gusano y a digerirlo mediante una red de filamentos conocidos como hifas. Esta red de hifas se encarga de llenar al gusano desde el interior para descomponerlo y absorber sus nutrientes. Durante esta fase, los científicos destacaron un aumento en la actividad de los genes que codifican enzimas proteasas, esenciales para la digestión.

El papel clave de las proteasas

Los experimentos realizados demostraron que las proteasas son fundamentales en la velocidad y eficiencia con la que el hongo digiere a su presa. Se observó que cuando se eliminaban los genes de ciertas proteasas, se producían defectos menores en la forma en que las hifas colonizaban el cuerpo del gusano.

Contribución a la ciencia

A través de estos hallazgos, se amplía el conocimiento sobre los procesos necesarios para la carnivoría fúngica, aportando una valiosa contribución al mundo de la .

4.7/5 - (16 votos)

Deja un comentario

Partages