¿Sabías qué esconde el Gran Mar de Arena? ¡Te dejará pasmado!

¿Te has preguntado alguna vez sobre los misterios que oculta el Gran Mar de Arena? Este extenso desierto de 72,000km², que abarca tanto Egipto como Libia, es hogar de un peculiar vidrio amarillo llamado vidrio del desierto libio.

El vidrio del desierto libio

Este vidrio, descrito por primera vez en 1933, llama la atención por su belleza, su relativa rareza y su misterio. De hecho, una de las joyas encontradas en el sepulcro del faraón egipcio Tutankamón contiene un trozo de este vidrio. Aunque existen vidrios naturales en varias partes del globo, ninguno es tan rico en sílice como éste.

Leer  ¡Cuidado! Hay huevos misteriosos en las profundidades del océano

El debate sobre su origen

Durante cerca de un siglo, el origen del vidrio del desierto libio ha sido objeto de debate entre los científicos. Se han barajado varias teorías, incluyendo que provenga de volcanes en la luna o que sea producto de rayos. Sin embargo, recientes gracias a la avanzada tecnología de microscopía, señalan que este vidrio es resultado del impacto de un meteorito en la superficie terrestre.

Detalles sobre su antigüedad y composición

Los resultados de realizadas en 1996 apuntan a que el vidrio tiene aproximadamente 29 millones de años de antigüedad. Un más reciente ha sugerido que el material original estaba compuesto por granos de cuarzo, recubiertos con mezclas de minerales arcillosos y óxidos de hierro y titanio. Esto plantea nuevas interrogantes, dado que la antigüedad sugerida es mayor que la del material fuente en la región correspondiente del desierto.

Leer  ¡Atención! Descubren mineral antiguo que podría explicar los orígenes de la vida

Hallazgos recientes

En un análisis reciente, dos muestras del vidrio fueron estudiadas bajo una técnica avanzada de microscopía electrónica de transmisión (TEM). Los resultados muestran la presencia de pequeños minerales de distintos tipos de óxido de circonio (ZrO₂). Estos minerales solo pueden formarse bajo alta presión y temperatura, lo cual corrobora que el vidrio se formó por el impacto de un meteorito.

Incógnitas sin resolver

Aunque estas investigaciones han arrojado luz sobre el origen del vidrio del desierto libio, aún quedan preguntas sin respuesta. Por ejemplo, el lugar exacto de impacto del meteorito debería estar cerca, pero los cráteres de meteoritos conocidos más cercanos son demasiado pequeños y lejanos. Aún no se ha logrado determinar la ubicación y el tamaño del cráter original.

4.2/5 - (34 votos)

Deja un comentario

Partages