¿Desaparecido hace 60 años? ¡No! La impresionante criatura que sobrevivió

A menudo se creía que el Attenborough's long-beaked echidna, un animal fascinante que lleva el nombre de Sir David Attenborough, se había extinguido hace más de 60 años. Sin embargo, recientes descubrimientos indican que la especie continúa viva y se puede encontrar en las montañas Cyclops de Indonesia.

El encuentro con el Attenborough’s long-beaked echidna

Después de tres años y medio de planificación y trabajo, un equipo internacional de investigadores ha encontrado pruebas sólidas de la de este raro animal. A través de un video capturado, se pudo observar a este ejemplar poniendo huevos. Los desafíos de la expedición incluyeron un terremoto, malaria y hasta una sanguijuela en el ojo.

Leer  ¡Cuidado! El olfato puede reducir la longevidad y la fertilidad en los mamíferos

Attenborough’s long-beaked echidna y su curioso aspecto

El Attenborough's long-beaked echidna tiene el cuerpo cubierto de espinas similares a las del erizo, un hocico que recuerda al del hormiguero y las patas que se asemejan a las de un topo, dándole una apariencia híbrida. Los monotremas, el grupo al que pertenece la echidna, se separaron del resto de los mamíferos hace ya 200 millones de años, siendo una de las pocas de mamíferos que ponen huevos.

Leer  ¡Advertencia! 36% de las personas en Inglaterra no son conscientes de su demencia

La esperanza persistente

A pesar de la creencia de su , los rumores de cazadores y las señales indirectas mantenían viva la esperanza de la existencia de esta especie. Las montañas Cyclops, donde se ha observado a este animal, son el único lugar conocido donde se puede encontrar.

Que la echidna sea solitaria no es impedimento para la investigación

Aunque las echidnas son de hábitos solitarios que sólo se reúnen para reproducirse en julio, los investigadores lograron su propósito. La relación construida con la comunidad local fue fundamental para el éxito de la misión.

La reacción de Sir David Attenborough

Por su parte, Sir David Attenborough, el respetado naturalista que da nombre a la especie, se mostró “absolutamente encantado” con el descubrimiento. Un emblema de esperanza para la del planeta.

4.7/5 - (28 votos)

Deja un comentario

Partages